Luce un diamante y al mismo tiempo invierte tu dinero en un valor seguro.

Esta semana os muestro un diamante precintado en blíster y acompañado con su certificado, donde figuran todas las características del mismo, tiene casi medio quilate de tamaño, 0,46 ct, su color es D y su pureza VS1.

Puedes conservarlo en el blíster ó traerlo a Carbono puro donde te haremos un diseño personalizado y de este modo podrás lucirlo como joya sin que pierda su valor.

Como curiosidad os diré:

Invertir en diamantes es invertir en un valor seguro, son un bien tangible que funcionan como una moneda internacional. Su valor de cambio es realizable en cualquier país del mundo.

El precio de los diamantes se fija en dólares, por lo tanto invertir en diamantes es también invertir en esa divisa.

La inflación mundial, debida entre otras causas, al crecimiento de la oferta monetaria está causando una devaluación real y constante del papel moneda, comprar diamantes es invertir en asegurar el valor adquisitivo del dinero.

El diamante es una inversión refugio en un escenario de crisis. Los gráficos históricos del diamante demuestran que ha superado la revalorización tanto en tiempos de estabilidad como de inestabilidad durante los últimos 75 años.

Y por supuesto no hay que olvidar que los diamantes son fáciles de transportar y almacenar.

Pin It on Pinterest

Share This
Suscríbete

Suscríbete

Uniéndote a nuestra lista de correo estarás actualizado con las últimas novedades de CarbonoPuro.

La suscripción se ha realizado correctamente. Gracias.